Andrés Bayón

Andrés Bayón

Edad: 25 años.
Profesión: Ingeniero Técnico de Telecomunicación, desarrollador web.
Twitter: @andres_bayon
Facebook:

 

Breve pauta biográfica

Nací en Andalucía en 1989 pero acabé volviendo a la ciudad de mi familia, Valladolid, en 2007. Resido aquí desde entonces: aquí me titulé como Ingeniero Técnico de Telecomunicación y ahora continúo estudiando un máster en la Universidad de Valladolid, estudios que compatibilizo con trabajo como desarrollador web.

Aunque mi andadura en ámbitos de participación juvenil comenzó antes, fue en la Universidad de Valladolid y en su movimiento estudiantil donde nació mi afán por tratar de entender y cambiar el mundo (a mejor y para todos y todas, se entiende). He participado activamente en el Claustro y el Consejo de Gobierno de la Uva.

Por lo demás, me he interesado a lo largo de mi formación por un conjunto de cuestiones que sólo podría definir como ecléctico: desde el feminismo hasta la justicia económica, pasando por la radio, el teatro, la música, la educación…

 

Participación en organizaciones políticas, movimientos sociales, etc.

Actualmente sólo participo en el Grupo de Informática de Valladolid Toma la Palabra.

En su día participé largamente en organizaciones estudiantiles y juveniles llevando a cabo tareas de participación, militancia, portavocía y organización, y desde los que formé parte activa en la organización de los primeros pasos del 15M en Valladolid, entre otras muchas cosas.

 

Breve pauta motivacional

Quiero apoyar con mi nombre y, si así se decide tras las primarias, con mi participación más directa y activa, a una lista de personas que conozco desde hace años y a las cuales admiro por su perseverancia, valentía y buen hacer, y con una capacidad sobresaliente para hacer de Valladolid una ciudad más vivible.

Quiero también apoyar una candidatura y un proceso que desde sus inicios me ha sorprendido y emocionado como ningún otro proyecto político lo hacía en años, un proyecto radicalmente democrático, ético y eficaz.

Si se me permite un motivo egoísta, soy un adicto al aprendizaje. Y por sus características, su proyecto, sus personas, creo que Valladolid Toma la Palabra es, a día de hoy, una prometedora fuente de conocimiento y experiencias colectivas. El aprendizaje nos hace humildes, una cualidad muy necesaria hoy en día en el Ayuntamiento de Valladolid.