Contruiremos en Las Catalinas un espacio multiusos para utilización totalmente pública

  • Hemos hecho público nuestro proyecto para el recién adquirido convento por parte del Ayuntamiento, que se llevaría a cabo la próxima legislatura

Valladolid Toma la Palabra (VTLP) ha presentado este viernes su propuesta para la creación del espacio multiusos “Las Catalinas”, para la parcela del antiguo convento de Sta. Catalina de Siena, que se comenzaría en el próximo mandato.

Cuando se realiza un desembolso importante de dinero público para hacerse con un espacio como este, debe revertir en aprovechamiento y disfrute para toda la ciudad, en usos abiertos al público como los que se proponen. Y es esencial, además, que sea un espacio que la ciudadanía pueda hacer suyo, que no sea un contenedor cultural en el que se va a “consumir” cultura, sino a producirla, un espacio donde generar sinergias entre iniciativas ciudadanas a través de la participación, o donde generar lazos y experiencias comunes entre gente de distintas edades. Un espacio público en el sentido más absoluto del término. Se recupera este espacio y se cierra a ocupaciones privativas. Además se integra en el eje de actividades culturales que tienen origen en la Casa del Sol y concluyen en los restos del palacio de la Ribera.

La actuación consiste en la integración de seis grupos de actividades, organizados como sigue:

Un centro de creación cultural, ludoteca, y espacios polivalentes y complementarios. Ocupando iglesia, claustro y patio de la Magdalena (cámaras, capillas, refectorio, sala capitular, Iglesia, coro y sacristía, Talleres, sastrería, celdas… ). Ocupará una superficie total de unos 6.000 metros cuadrados. Se tratará de la restauración y rehabilitación de los espacios más singulares del inmueble. La construcción será reconocible desde el punto de vista histórico y monumental y se mantiene viva su relación con el huerto histórico. Este centro se piensa para facilitar recursos para los creadores de la ciudad, fomentar la producción de obra nueva, tanto de artistas locales como de nacionales e internacionales, establecer redes de colaboración con espacios similares, y ante todo convertirse en un punto de encuentro de profesionales de la cultura, creadores y públicos. Sería un espacio vivo y cambiante al servicio de los procesos creativos, de la formación artística participativa y del diálogo entre las artes.

Un espacio de personas mayores, biblioteca (específica), préstamo de espacios, educación de personas adultas, cafetería, etc. Se ubicaría en una nueva construcción, en la zona este de la parcela, con fachada a San Quirce y a Santo Domingo de Guzmán. En esa misma zona se instalarían espacios deportivos (gimnasio y piscina). Y entre todos estos usos se prevé una superficie construida del orden de 5.500 m2.

El Centro Miguel Delibes se instalaría, por su parte, en las viviendas del acceso (400 m2). Al otro lado de la parcela, en los viejos lavaderos, se plantea la extensión del archivo (en su mayor parte en sótanos), y un espacio de participación, que aprovecha la accesibilidad del frente o esquina hacia la calle de San Agustín. La superficie estimada (incluyendo sótanos): 1.300 m2. Y finalmente el huerto y espacio libre público, que llevaría una banda arbolada junto a la medianera del oeste, tendrá una superficie del orden de 2000 m2.

La superficie total construida sería de poco más de 13.000 m2. La parcela tiene una superficie de aproximadamente una hectárea. Esta disposición inicial puede variar en función del proyecto definitivo, que ajustaría los espacios. En todo caso será necesario, después de contar con el inventario, el levantamiento, un estudio histórico y las actuaciones de defensa de la construcción, realizar una serie de trámites administrativos (con Patrimonio), antes del proyecto definitivo de cada una de las piezas. Los trámites anteriores pueden tener una duración de un año. Los primeros proyectos, del orden de 6 meses. De manera que podría comenzarse la licitación de obras a finales de 2020.

Se ha pensado en la posibilidad de ir realizando las piezas componentes de la parcela en distintas fases; pues la forma de la parcela y sus amplios frentes a dos vías permite esa versatilidad en la realización de las obras y puesta en servicio. El coste total se estima, en principio, en unos 15 millones de euros. Debe tenerse en cuenta, como referencia, que el coste del Centro Cívico Canal de Castilla fue de 2,4 millones de euros. Y aunque la restauración y rehabilitación de espacios históricos es costosa, se estima que el total de la actuación podría estar en cifras como la comentada más arriba.