Cuidando nuestra salud con el nuevo Laboratorio de Despliegue Rápido de Control Atmosférico

  • Nuestra concejala María Sánchez presentó la nueva adquisición municipal: “Es responsabilidad local contar con un aire limpio y saneado”

Es una responsabilidad municipal, un compromiso que adquirimos desde nuestra entrada al Gobierno de Valladolid. Con medidas tales como la creación del nuevo Plan de Contaminación o la generación de la nueva Estrategia Alimentaria, seguimos dando pasos para cuidar la salud de vallisoletanas y vallisoletanos. Pero esta semana hemos avanzado otro poquito más. Este martes hemos presentado el nuevo Laboratorio de Despliegue Rápido de Control Atmosférico que permitirá investigar y caracterizar con una mayor precisión el comportamiento de la atmósfera urbana de nuestra ciudad.

Una novedad que, como aseguró nuestra concejala de Medio Ambiente, María Sánchez, “llega como demostración de que la salud es lo primero”. Cuando se emiten contaminantes a la atmósfera, estos casi nunca llevan incorporada la etiqueta “libre de riesgos”. Cualquier emisión industrial de tráfico o incluso doméstica, lleva aparejado un cierto nivel de riesgo para la salud de las personas. “También es responsabilidad de las autoridades la intervención y la investigación para lograr que la calidad del aire que respiramos todos los ciudadanos se mantenga siembre en el nivel más óptimo posible”, concluyó.

Este Laboratorio permite investigar de una forma eficaz la práctica totalidad de los contaminantes conocidos a día de hoy usando el mejor instrumental y garantizando la mejor exactitud y precisión para cada dato obtenido mediante los sistemas de aseguramiento de la calidad que la Red tiene implementados.

A partir de la aprobación del Plan de Acción en situaciones de alerta por contaminación del aire urbano de Valladolid, la Concejalía de Medio Ambiente y Sostenibilidad inició el desarrollo e implementación de un laboratorio con una capacidad multiparametro que pudiera movilizarse y desplegarse a cualquier zona urbana en un plazo no superior a las 7 horas. Los datos que obtiene, se integran ya en tiempo real junto a los de las demás estaciones de la RCCAVA, para facilitar la previsión y modelización de cada episodio de contaminación, lo que mejorará la información a la población acerca de cada evento en tiempo real.