Entrevista a María Sánchez: “La reducción del uso de plásticos es el mayor aliciente para el consumo del agua del grifo”

Tras la municipalización del ciclo integral del agua en Valladolid, hace año y medio, después de veinte años de privatización, en Aquavall se está trabajo entorno a tres ejes y uno de ellos hace referencia al consumo de agua de grifo, tal como lo explica María Sánchez, concejala de Medio Ambiente y Sostenibilidad del Ayuntamiento de Valladolid.

–¿Cuáles son las razones por las que recomienda a los ciudadanos consumir agua del grifo, en lugar de embotellada?

-Son varias. En primer lugar, porque es un agua que se encuentra en muy buen estado. Ha pasado muchos controles de calidad para garantizar que la que sale por el grifo cumple con todos los parámetros sanitarios. Además, en Valladolid, tenemos la suerte de tener una de las mejores aguas del país que destaca por su sabor.También hay que tener en cuenta, que su consumo provoca la reducción de agua embotellada y, por consiguiente la utilización de las botellas de plástico. No hay que olvidar que a través de la normativa europea cada vez se está prohibiendo más este tipo de envases y se está imposibilitando que se consuma agua embotellada. Con el agua de grifo, el impacto medioambiental es prácticamente inexistente, frente a las aguas embotelladas que generan residuos plásticos que contaminan el medio ambiente.

-Su consumo, ¿supone un importante ahorro en el bolsillo de los consumidores?

-El precio es otro de los alicientes para consumirla. Desde que se ha municipalizado el servicio, no se ha incrementado su precio, se ha congelado y además se han ampliado las bonificaciones. No obstante, siempre conviene sensibilizar a la población de la necesidad de hacer un consumo de agua responsable, evitando el despilfarro para ayudar a la conservación ambiental y la prolongación de los recursos hídricos.

– ¿Qué acciones han llevado a cabo para que este mensaje esté en la ‘calle’?

-Para potenciar este consumo de agua del grifo se han realizado varias campañas como la firma de un convenio con la Asociación Provincial de Hosteleros, con el objeto de que los establecimientos que lo deseen se puedan adherir a la iniciativa y ofrezcan agua del grifo a sus clientes, como se hace en muchas ciudades europeas como es el caso de París, pionera en esta aspecto.

MEDIO AMBIENTE

–Para alcanzar la sostenibilidad ideal también hay que tener en cuenta otra serie de medidas que adoptar

-Así es, estamos llevando a cabo una campaña muy fuerte para que los ciudadanos no tiremos toallitas al inodoro ya que aunque se publicitan como biodegradables, lo cierto es que causan muchísimos problemas en las tuberías tanto en las internas de los domicilios, como en las redes de saneamiento y en las plantas de agua. Queremos potenciarlo y hace ver los vecinos que tienen que ir a las papeleras.

– Un futuro con ciudades sostenibles pasa por una importante educación entre los niños, ¿es una de las líneas de trabajo de la concejalía?

– Si, en sentido trabajamos con nuestras campañas de educación ambiental que llevamos a cabo en los colegios con las mascotas Vasito y Macetilla que intentan inculcar hábitos saludables a los más pequeños. Unos personajes que están colgados en la red para que los niños tengan un fácil acceso a sus aventuras.

 

Artículo publicado en El Norte de Castilla el 29-12-2018