Javier Alcántara

Francisco Javier Alcántara Ojeda

Edad: 45 años.
Profesión: Industria de la automoción, actualmente desempleado.
Twitter:
Facebook: Javier Alcántara Ojeda

 

Breve pauta biográfica

Nací el 14 de marzo de 1969, en Valladolid, fresquita ciudad a la que llegaron mis padres desde Cádiz. Mi vida, mi cole y el instituto, siempre en La Rondilla. Menos un pequeño ‘desliz’ de 3 añitos estudiando en Ramón y Cajal, instituto en el que viví desde su asociación de estudiantes la huelga estudiantil, asambleas, reuniones, manifestaciones…, estudiantes de todo Valladolid luchando juntos.

Laboralmente, un multiusos. Trabajando de casi todo, aunque los últimos 15 años siempre dedicado a la gestión de producción en varias fábricas de automoción y alimentación. Actualmente, y desde junio de 2013, estoy desempleado.

 

Participación en organizaciones políticas, movimientos sociales, etc.

Mi participación en política fue muy breve: andaba yo estudiando en el instituto Rondilla y tenía un compañero militante de Juventudes Socialistas, me gustó la campaña que se estaba gestando para pedir el voto NO a la OTAN y entré de lleno en la organización. Poco antes de lanzar la campaña (tras 6 meses de duro trabajo), desde las altas esferas del PSOE obligan a detenerla, desengañándome de la política.

Abandono el barco de la política y continúo en la lucha vecinal desde la AAVV Rondilla. Mis primeros años, participando y organizando actividades para infancia y juventud desde el seno de la AAVV, después desde la Asociación Juvenil Convivencia. Imposible borrar de la memoria campañas como ‘Antes que Europa, el parque’, las fiestas anti-desfile… Con ejemplos ‘mamados’ desde siempre de mi padre, de tito Juan (Cornejo), de Don Ángel Ceballos…, poco a poco pasamos de ser jóvenes a participar más de lleno en las reuniones de directivas de ‘los mayores’.

Formé parte de la directiva de Federación de AAVV y de la cooperativa de viviendas de Rondilla. La vida me llevó a vivir a Barrio España, busqué su asociación y aprendí que había otra forma de hacer barrio. En ello estamos hasta este momento…

 

Breve pauta motivacional

Mi motivación fundamental es que pienso que puedo aportar y sumar a Valladolid Toma La Palabra. Quiero aportar mi granito de arena como ciudadano, desde la calle, demostrando que no hay que estar afiliado para opinar, demostrando que podemos pensar de manera distinta; pero con debate, explicaciones, buscando puntos de encuentro. Quiero cambiar la ciudad, de golpe, nada de poco a poco; quiero una ciudad transparente, eficaz, con dinero que se gaste en lo que se presupueste, con presupuestos ajustados a la verdaderas necesidades de la población, sin gastar en ‘adornar’ unas pocas zonas unos meses antes de las elecciones.
Quiero una ciudad con dirigentes honestos. Por eso quiero estar en esta LISTA. Lista llena de grandes personas que bajo unas siglas o sin ellas pelean por esta ciudad, como yo, desde las sombras o cara al público, desconocidos o famosos… Gente luchadora de a pie, que es lo que necesita esta ciudad.