Javier Sánchez

Javier Sánchez

Edad: 38 años.
Profesión: Licenciado en Geografía, técnico de SIG.
Twitter:
Facebook:

 

Breve pauta biográfica

Nací en Valladolid en 1976. Desde ese año he tenido la fortuna de poder vivir constantemente en mi ciudad, más en concreto en el Barrio de La Victoria. Estoy casado desde hace un año con mi pareja y compañera de vida. Aquí he crecido, me he formado y he podido desarrollar mi profesión.

Desde que concluí mis estudios como geógrafo en la Universidad de Valladolid he trabajado en diversas áreas vinculadas a mis conocimientos, dentro de la administración regional y en espacios vinculados con la elaboración de cartografía (SIG) o con la gestión directa de programas de vivienda.

 

Participación en organizaciones políticas, movimientos sociales, etc.

Mis áreas de conocimiento e interés están relacionadas con la Naturaleza y el Territorio. Me considero un apasionado de Valladolid como ciudad, de su paisaje y su paisanaje, de toda su historia como de sus muchas posibilidades.

No pertenezco a ninguna formación política, si bien he sido partícipe de varios proyectos vecinales y sociales a lo largo de mi vida. Os comento los más relevantes: desde el año 2006 soy miembro de la Comisión de Medio Ambiente, dentro del Consejo Social ‘La Victoria-La Overuela’. Y más recientemente, me he implicado de forma activa en el proyecto de huerto urbano vecinal ‘La Huerta Sin Puerta’, donde ya vamos camino de cumplir tres años entre bancales y hortalizas.

En estos últimos meses, además de colaborar en la elaboración del programa electoral de VLTP en el área de urbanismo y planificación, formo parte del grupo de personas que están poniendo en marcha un nuevo grupo de consumo ecológico, el cual está dando sus primeros pasos en el barrio de La Victoria.

 

Breve pauta motivacional

Como integrante de las listas puedo aportar trabajo y conocimiento sobre la ciudad, en todo lo relativo a encaminar las políticas de ordenación urbana hacia una ciudad más cercana y amable en su planificación, en lograr conservar y poner en valor el medio natural que poseemos.

Creo, sinceramente, que Valladolid Toma La Palabra es una oportunidad real para esta ciudad, para sus barrios, sus gentes que no se puede dejar escapar. Apostar por una comunidad y no la individualidad, de ayudar y promover por la integración de todos los elementos vivos que componen una ciudad, no por la dispersión. En definitiva, lograr sentir la ciudad como algo propio, cercano y más humano, y no como un simple envoltorio.