Las necesidades sanitarias de la ciudadanía por encima de los intereses privados | Valladolid Toma la Palabra


Las necesidades sanitarias de la ciudadanía por encima de los intereses privados

 

  • Este miércoles defendimos en el Pleno con nuestra moción las reivindicaciones de los vecinos de Las Delicias para la reapertura del Centro de Especialidades

Ocurre con más frecuencia de la que debería. La Junta de Castilla y León se pone una venda en los ojos y toma decisiones de espaldas a la ciudadanía, tal y como están viviendo los vecinos y vecinas de Las Delicias desde el pasado mes de mayo con el cierre del Centro de Especialidades que hasta entonces prestaba un servicio de salud mental muy importante para el Barrio, trasladando estos servicios a Arturo Eyries y a La Rondilla. Un serio problema para muchas personas mayores por cuestiones de movilidad.

Ante semejante situación, y de la mano del colectivo Tejiendo Redes Delicias, no pudimos por menos que presentar una moción en el Pleno Municipal de este miércoles para hacer visible esta situación para instar a la Junta de Castilla y León a la reapertura del Centro. Y es que ejemplos hay muchos.

“María, 84 años, su médico de familia le ha derivado al especialista. María se traslada con el apoyo de un andador, padece multipatología, le cuesta andar, respira con dificultad, no sabe bien dónde queda ese barrio de Arturo Eyries, va a tener que coger un taxi de ida y otro de vuelta, lo mismo para hacer las pruebas diagnósticas, y de nuevo para finalmente recoger los resultados. No puede hacer frente con su escasa pensión a este gasto. María ha decidido no ir al especialista”, explicó Flor Garnacho, en su intervención antes de comenzar el debate de la moción en el Salón de Plenos. Y hay más.

“Luisa, acudía habitualmente a la consulta del psiquiatra, en la calleTrabajo. La última cita le llegó para asistir a la antigua residencia en Rondilla. Luisa subió al bus, que hace un largo recorrido hasta llegar allí, se confundió de parada, se bajó antes, se perdió y entró en pánico. Ahora si no va acompañada, se siente incapaz de subir al autobús”. Hay situaciones que se explican solas, pese a que el Grupo Municipal Popular se empeñe en que los servicios que ahí se prestaban han sido perfectamente trasladados. Fue entonces el turno de nuestra concejal Rosalba Fonteriz para poner las cosas claras.

“¿Ha estado usted en el Edificio Rondilla y ha visto en qué condiciones está, en qué condiciones se prestan las consultas en ese edificio?”, hizo ver al concejal del Grupo Popular. “Yo soy usuaria como paciente y sé en qué condiciones está. La situación de ese edificio es de verdadera vergüenza. Lo que está claro es que aquí hay una diferencia entre reorganizar y hacerlo eficiente y las verdaderas necesidades de los usuarios. Nosotros traemos aquí una reivindicación de los usuarios de la zona y les hemos dado voz”. Siempre estaremos dispuestos a escuchar y a reivindicar los derechos de la gente. Pero faltaba el final.

“Está claro que en este punto nunca nos vamos a poner de acuerdo, porque lo que ustedes están haciendo es una política que pretende llevar a la privatización de todo el sistema sanitario, ni más ni menos”. Nuestra moción acabó saliendo adelante ante la lógica del resto de grupos municipales del Pleno.