Moción para organizar mejor el conjunto de subdivisiones en áreas de servicio de las distintas administraciones en Valladolid

  • Propuesta del Grupo Municipal Valladolid Toma la Palabra para el Pleno del 25 de julio de 2019

AL AYUNTAMIENTO PLENO

MOCIÓN PARA ORGANIZAR MEJOR EL CONJUNTO DE SUBDIVISIONES EN ÁREAS DE SERVICIO DE LAS DISTINTAS ADMINISTRACIONES EN VALLADOLID

PROPUESTA POR VALLADOLID TOMA LA PALABRA

Cuando hace algunas semanas visitamos el barrio de San Isidro, lo primero que nos indicaron desde la asociación vecinal “El Páramo” fue el malestar por una nueva publicación en prensa donde se les citaba de forma errónea. Y lo cierto es que tampoco estaba acertada la denominación que se hacía del barrio en algún documento municipal reciente. A pesar de que en abril de 2014 se aprobó por el Pleno municipal el “reconocimiento oficial” del barrio de San Isidro, atendiendo a la reivindicación que venía de años atrás, no parece fácil que se asiente esa realidad.

Por otra parte, en el acuerdo de gobierno firmado por los dos grupos que lo constituyen se prevé, en el punto 7.1, “estudiar una posible organización, a efectos territoriales, de diez distritos en la ciudad que permitan una buena distribución de las actuaciones urbanísticas. Diez zonas, cada una de ellas con una población más o menos equivalente (entre 20 y 40.000 habitantes cada una), y diseñadas con lógica territorial”.

En los últimos años se han acordado una serie de actuaciones en los presupuestos participativos en base a una distribución urbana en 10 áreas. También en el Plan General de Ordenación Urbana se establecen una serie de áreas para organizar las propuestas territoriales.

Pero es que, además de servir para distribuir de forma equitativa los servicios o las inversiones, también se recomienda, desde hace tiempo, conseguir una estructuración clara de las ciudades por otras razones, no solo funcionales. Se dice que la gente necesita pertenecer a una unidad espacial claramente identificable. Porque las personas desean ser capaces de identificar aquella parte de la ciudad en que viven, como algo distinto a todas las demás. La ciudad, en fin, es un mosaico de piezas distintas, armónicamente cohesionadas.

De hecho, el carácter homogéneo e indiferenciado acaba matando la variedad de estilos de vida y el sentimiento de pertenencia al barrio. Y se ha dicho que para conseguirlo conviene estar claramente separadas unas piezas de otras por unas fronteras físicas claras (franjas de suelo libre, espacios de trabajo, edificios públicos, cursos de agua, parques u otras fronteras naturales o infraestructuras).

Lo cual no disminuye ni coarta el papel de las asociaciones y de las organizaciones de áreas de tamaño menor. Al contrario. Incluso deberían potenciarse las comunidades de menos de 2 o 3000 habitantes, las vecindades fuertemente arraigadas.

Y si para organizar el trabajo municipal y la extensión de los servicios públicos sería útil una distribución más clara, coherente y ordenada de los distritos o espacios de servicio, si nos asomamos a las distribuciones de áreas urbanas que aplican otras administraciones, la conveniencia de coordinación aumenta. Pues, en efecto, cada administración tiene su lógica. Tanto en Educación como en Sanidad, en las áreas estadísticas o censales de Estadística como en los distritos postales, por ejemplo, ninguna de las zonas se preocupa por coordinarse con lo ya existente. Y sin embargo en muchas ocasiones con algunos simples ajustes se mejoraría la distribución, se entendería mejor la distribución administrativa y se coordinaría mejor la aplicación de los servicios públicos en la ciudad.

Por todo ello, por lo bien que puede resultar para la ejecución de los servicios, para colaborar al sentimiento de pertenencia de los vecinos con cada barrio o vecindad. Para seguir las pautas de lo que se ha hecho bien en otros lugares y atender, nueva y definitivamente, a la reclamación de la asociación de San Isidro, la concejala que suscribe presenta, para su consideración por el Pleno municipal del 25 de julio de 2019, esta moción y propone la adopción de los siguientes.

ACUERDOS

1º. Se elaborará un documento técnico por el Servicio de Cartografía e información recogiendo las delimitaciones existentes y proponiendo una organización en diez distritos, bien formalizada. Con indicación de los ajustes que habría que hacer en cada una de las distribuciones existentes.

2º. Se someterá a debate con asociaciones vecinales, con otras asociaciones interesadas y con las administraciones involucradas. Para posteriormente, con las modificaciones y ajustes pertinentes, aprobarlo y aplicarlo.

3º. La propuesta finalmente aprobada se comunicará a las entidades de todo tipo a las que pudiera afectar dicha reconsideración de límites territoriales.

Valladolid, 20 de julio de 2019

La concejala portavoz de Valladolid Toma la Palabra,

María Sánchez Esteban