nota de prensa: VALLADOLID TOMA LA PALABRA PROPONE ASUMIR CRITERIOS DE COMPRA PÚBLICA ÉTICA DESDE LA ADMINISTRACIÓN MUNICIPAL E INCORPORAR A VALLADOLID A LA RED DE CIUDADES POR EL COMERCIO JUSTO

Con motivo de la presentación pública del Mercado Social de Valladolid en el Día Internacional del Comercio Justo, la candidatura propone incluir cláusulas de contratación pública que contemplen criterios sociales, laborales y ambientales

Valladolid Toma la Palabra, la candidatura ciudadana encabezada por Manuel Saravia, plantea dos ejes de actuación para que las buenas prácticas desde la administración sirvan de ejemplo en materia de respeto a derechos sociales y ambientales: por un lado, la Compra Pública Ética, con un diagnóstico del origen y las condiciones de trabajo de los productos y servicios que adquiere la administración, y por otro la promoción  de los productos de Comercio Justo a través de las administraciones, comercios, empresas y el tejido asociativo.

 

La candidatura propone asumir los principios de Compra Pública Ética para que los contratos públicos introduzcan cláusulas relativas al cumplimiento de convenciones internacionales y estándares sobre condiciones de trabajo dignas, salarios mínimos, derechos laborales o lucha contra el trabajo infantil. Esta apuesta irá acompañada de la colaboración con las organizaciones sociales de la ciudad y con otras administraciones que ya apliquen estas medidas. La candidatura propone además que el Consejo Municipal de Cooperación realice el seguimiento de dichas políticas, en coherencia con la consulta y participación permanente que Valladolid Toma la Palabra defiende como una nueva forma de gobernabilidad.

 

Este año, la Coordinadora Estatal de Comercio Justo ha puesto sobre la mesa las injusticias del sector textil, muchas veces ignoradas o desconocidas. Desde las administraciones públicas se puede y se debe visibilizar y combatir esta realidad a través de la Compra Pública Ética, y ya existen ciudades europeas como Amberes o Bremen que trabajan en esta línea en criterios de contrato éticos para ropa de trabajo.

 

Por  otro lado, la candidatura plantea trabajar junto a las ONG  especializadas de la ciudad para que Valladolid reciba la acreditación de “Ciudad por el Comercio Justo”. La Organización Mundial del Comercio Justo define este sistema como aquel “basado en el diálogo, la transparencia y el respeto, que busca una mayor equidad en el comercio internacional prestando  especial atención a los criterios sociales y medioambientales. Contribuye al desarrollo sostenible ofreciendo  mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de  productores/as y trabajadores/as desfavorecidos, especialmente en el Sur”.

 

Con motivo de la presentación pública del Mercado Social de Valladolid en el Día Internacional del Comercio Justo, Valladolid Toma la Palabra quiere destacar el proceso de transformación social de la ciudad y se compromete a colaborar desde el Ayuntamiento con esta iniciativa.