“Presupuestos Participativos: Mejorando Valladolid, barrio a barrio”, artículo de Alberto Bustos

  • Artículo publicado el 15 de junio de 2018 en El Día de Valladolid

La Constitución Española, en su artículo 23, recoge el derecho de la ciudadanía a “Participar en los asuntos públicos directamente o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal”

En 1996 el proceso de elaboración de presupuestos participativos en el municipio brasileño de Porto Alegre fue declarado por la ONU “buena práctica de gestión pública”. Desde entonces, se han ido consolidando en diferentes lugares del mundo como una gran herramienta de participación ciudadana y transparencia. Sin embargo, estos procesos, que sitúan a las personas como protagonistas activas de su entorno, no se han desarrollado en Valladolid hasta el pasado año.

Valladolid está cambiando. La voz de la ciudadanía YA se escucha en el Ayuntamiento y la Participación Ciudadana es uno de los ejes fundamentales en la política municipal. Por ello, es de justicia mostrar un especial reconocimiento y agradecimiento al movimiento vecinal y al conjunto de las asociaciones y colectivos sociales de Valladolid. Han sido, son y serán imprescindibles para hacer una ciudad más justa y habitable. Estas asociaciones están siendo un elemento esencial para impulsar el buen desarrollo de los Presupuestos Participativos.

Para impulsar que todos y cada uno de los vallisoletanos y de las vallisoletanas, mayores de 16 años, tengan la oportunidad de decidir cómo quiere mejorar su entorno. Desde luego, no hay nadie mejor que el vecindario que habita un barrio, para valorar si las aceras necesitan ser arregladas, si el parque precisa nuevos bancos o columpios, si es necesario un carril-bici, si las paredes de los colegios van pidiendo un par de manos de pintura, si la juventud del barrio echa en falta una zona de esparcimiento o si los mayores demandan nuevo mobiliario en el Centro en el que ocupan su tiempo libre. Pequeñas y grandes cosas que forman parte de la vida cotidiana de un barrio y de toda la ciudad.

Nada mejor que generar espacios de encuentro y de diálogo para que la ciudadanía exponga y debata sus ideas, propuestas y críticas de manera abierta, libre y organizada.

Nadie mejor que la ciudadanía de Valladolid para DECIDIR cómo quiere mejorar su ciudad, barrio a barrio.

Y el camino ha comenzado.

Iluminación en un parque que está demasiado oscuro. Nuevas fuentes para el barrio, que van a permitir un paseo mucho más agradable. Un parque infantil para que la chavalería disfrute con nuevos juegos. Arreglos en las aceras de varias calles que mejorarán el día a día en el barrio. Una pista polideportiva abierta y gratuita en la que muchos jóvenes pasarán el tiempo libre de forma saludable. Mejoras en los caminos escolares para que los niños y niñas vayan al “cole” de forma más segura. Juegos bio-saludables para las personas mayores. Asfaltado de esa calle que ya lo iba necesitando….. Es sólo una muestra de las 66 inversiones decididas por la ciudadanía en el pasado proceso de elaboración de Presupuestos Participativos. 66 inversiones que van a mejorar la ciudad, gracias a la reflexión, el debate, la participación y la decisión de sus habitantes.

En 2017, por primera vez, en Valladolid pudimos implicarnos de forma activa en la toma de decisiones de la ciudad, mediante la participación en el presupuesto municipal. Entre todos decidimos, con nuestra participación en reuniones, asambleas y debates, con la presentación de las propuestas y, finalmente, con nuestro voto, en qué se iban a invertir 4 millones del presupuesto municipal. Cumpliendo con el compromiso adquirido, el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento ha incorporado en el presupuesto de 2018, todas las propuestas elegidas por la ciudadanía. Todas ellas se irán poniendo en marcha a lo largo de este año. Todas ellas contribuirán a mejorar la calidad de vida de los barrios. Y cumpliendo con el compromiso de seguir adelante con esta iniciativa y de dar voz y voto a las personas que habitamos Valladolid, en 2018, se ha vuelto a poner en marcha este proceso participativo.

Para el proceso actual, la ciudad se ha dividido en 10 zonas, dos más que en 2017, atendiendo a las sugerencias realizadas durante la evaluación del anterior proceso. Dispondremos de 5 millones de euros, uno más que el año pasado (500.000 € para cada zona). Durante los dos últimos meses hemos recibido más de 1800 propuestas, una cifra altísima que muestra la vitalidad de la sociedad civil vallisoletana. Con la base de estas ideas se desarrollará una votación entre el 20 de junio y el 4 de julio. Las propuestas más votadas se incorporarán al presupuesto municipal.

Estamos convencidos. Este proceso está permitiendo mostrar que es posible organizar el espacio público de manera conjunta y que es positivo y enriquecedor, descubrir capacidades personales y colectivas. Nos permitirá, también, sentirnos partícipes del desarrollo de  nuestra comunidad.

Todas las personas mayores de 16 años, empadronadas en Valladolid, están invitadas a participar y a implicarse en este reto. Es un reto apasionante: hacer ciudad desde las personas y para las personas. Hacer ciudad como reto compartido.

Pincha aquí para ir al espacio web para poder votar (con el DNI y el código que ha recibido cada persona en su domicilio).

Alberto Bustos García

Concejal de Participación Ciudadana, Juventud y Deportes por Valladolid Toma la Palabra