Proponemos al Pleno un compromiso público para la total descarbonización del 100% de la edificación residencial en 2050

  • Queremos que la ciudad de Valladolid, representada por su Ayuntamiento, se adhiera al Net Zero Carbon Buildings Commitment

El mismo día en que la Eurocámara aprobaba una resolución en la que señala que el planeta vive una “emergencia climática”, el Grupo Municipal de Valladolid Toma la Palabra ha propuesto una moción “para adoptar el compromiso de descarbonizar el 100% de la edificación de la ciudad en 2050 y adherirse a la Iniciativa Global Net Zero Carbon Buildings Commitment de WorldGBC”. Una moción a la que anteriormente se había invitado a sumarse al resto de los grupos municipales para que fuese institucional, si bien los grupos del PP y Vox rechazaron tal posibilidad.

La emergencia climática. La declaración de la Eurocámara pretende ser una advertencia dirigida a los cargos públicos del continente para redoblar los esfuerzos dirigidos a frenar el calentamiento global. E intenta también transmitir a la ciudadanía europea la idea de que las manifestaciones que han venido reclamando un mayor interés público ante ese fenómeno han comenzado a ser atendidas. Concretamente los eurodiputados acordaron pedir a la Comisión Europea que eleve el objetivo de reducción de emisiones de dióxido de carbono para 2030 del 40 al 55%, como paso intermedio para alcanzar la neutralidad climática en 2050. E instaron a evaluar el impacto ambiental de cada propuesta legislativa que se aprobase de forma que se asegure su compatibilidad con el objetivo de contener el aumento de la temperatura media del planeta por debajo de 1,5 grados respecto a niveles preindustriales.

La justificación viene de atrás. Hace algo más de un año, el 8 de octubre de 2018, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático publicó Global Warming of 1,5 ºC, un informe especial en el que se presentan los impactos de un calentamiento global de 1,5 ºC, realizando una comparación entre las consecuencias de la subida de la temperatura de 1,5 ºC y de 2,0 ºC. El informe señala también que se requiere una aceleración global de la acción climática, mucho más intensa y combinada, para mantener el calentamiento en línea con el 1,5 ºC. Para ello es precisa una acción urgente dirigida a transformar radicalmente los actuales e insostenibles modelos de consumo.

El Plan de rehabilitación general. En relación con la edificación, además de considerar la conveniencia (o necesidad) de impulsar la rehabilitación por razones de empleo (la rehabilitación es preferible a la obra nueva por el número de empleos que genera), de equilibrio social (atención a las áreas más vulnerables) o de proveer la mejora de las viviendas existentes, se considera muy conveniente el impulso de un plan de rehabilitación general de la ciudad por motivos también de carácter medioambiental. De hecho, en lo que se refiere al medio ambiente el sector de la construcción tiene un papel relevante. En la ciudad de Valladolid, la edificación residencial supone el 23,40% de las emisiones de CO2; los edificios municipales y alumbrado público contribuyen con un 1,58%, siendo la industria y el sector terciario responsable del 35,75% de las emisiones. En definitiva, una aportación del 60,73% de CO2, junto con el 39,27% procedente del transporte. Por ese motivo, descarbonizar edificios, equipamiento, instalaciones e industria se convierte en prioridad para mitigar los efectos adversos del cambio climático.

Proyecto Build Upon2. En ese contexto el Ayuntamiento de Valladolid viene trabajando, desde hace cinco meses, en el proyecto Build Upon2, un amplio proyecto en torno a la rehabilitación de edificios que reúne a numerosas organizaciones de toda Europa con el objetivo de revisar las actuales estrategias de rehabilitación de edificios y proponer actuaciones mucho más ambiciosas, reforzando las distintas Estrategias Nacionales de Rehabilitación de Edificios requeridas por la Directiva de la UE sobre rendimiento energético de los edificios (EPBD).Y precisamente el próximo día 4 de diciembre tiene lugar la presentación pública de los primeros trabajos en el “Delivering net zero carbon buildings for all’ – BUILD UPON European Leaders’ Summit”.

La idea es demostrar que Europa tiene la voluntad y las soluciones para liderar el mundo hacia la construcción de edificios con cero emisiones de carbono y una mejor calidad de vida para todos. Está prevista la asistencia de unas 150 personas y el evento está organizado conjuntamente por Build Upon2, el proyecto H2020 en el que Valladolid es ciudad piloto, y el proyecto a nivel global liderado por WorldGBC llamado Advancing Net Zero (ANZ)”.

En nuestra ciudad no se empieza de la nada. En 2012 Valladolid suscribió el Pacto de Alcaldes, comprometiéndose unilateralmente a reducir sus emisiones de CO2 en un 20% para el año 2020, mediante objetivos parciales en las áreas de las energías renovables y la eficiencia energética. El Ayuntamiento de Valladolid es pionero en el cálculo de sus emisiones y el único en tener los tres sellos (calculo-reduzco- compenso), con una importante reducción de emisiones y consumos. Mantiene además un papel activo en la red de ciudades por el Clima.

Trabajos realizados. Durante este periodo:

  • Se ha intervenido en Alumbrado Público en alrededor de 210 calles y 24.000 puntos de luz, con un ahorro en consumo en estos años de 17.948 MWh, un 44,56% menos. Lo que supone una disminución de CO2: 7.179,20 t.

  • Se ha intervenido en el alumbrado interior de 25 edificios municipales de forma parcial y en 12 de forma integral. El Ayuntamiento redujo su consumo en 1.978,75 MWh. Un 10,02% -CO2: 652,00 t.

  • El Ayuntamiento cuenta con 6 instalaciones de calderas para calefacción de edificios con consumo exclusivo de Biomasa, con una Potencia total instalada 445 kW, un ahorro: 55.200 kWh y -CO2: 64,10 t.

  • A través del Plan Solar del Ayuntamiento de Valladolid, en este momento se encuentran instalados un total de 1.768 m2 de paneles solares térmicos. Generan un total de 1.326.811 kWh y supone -CO2: 437,58 t.

  • El Ayuntamiento de Valladolid dispone de un total de 33 instalaciones de generación eléctrica fotovoltaica en venta de potencias que oscilan desde 1,5 kWp a 200 kWp. Durante el año 2018 se generaron un total de 411.219 kWh -CO2: 164,07 t.

  • Hay 17 instalaciones de gestión de la carga eléctrica del edificio en función de la demanda. La instalación de estos equipos ha inducido un ahorro en el consumo de energía eléctrica anual de 294.407 kWh. -CO2: 117,47 t.

  • Los edificios municipales en los que se ha intervenido cuentan con certificación energética.La energía adquirida para consumo del Ayuntamiento de Valladolid y entidades es de origen 100% renovable.

  • La política fiscal del Ayuntamiento permite una bonificación fiscal en las construcciones, instalaciones u obras en las que se incorporen, sistemas para el aprovechamiento térmico o eléctrico de la energía solar para autoconsumo, que disfrutarán de una bonificación del 95% sobre el presupuesto de obra correspondiente a la parte del proyecto que refleje la implantación del sistema de aprovechamiento de la energía solar y siempre que cubra al menos el 25% de la energía total requerida por la construcción.

  • La nueva normativa urbanística deja sin computar el volumen ocupado por el aislamiento por el exterior de la envolvente para impulsar el diseño bioclimático de la rehabilitación energética (en soluciones de tipo passivhaus u otras), favoreciendo notablemente la reducción de la demanda de calefacción y refrigeración, aspecto que se considera prioritario en la eficiencia energética de la edificación.

  • En el sector residencial privado el Ayuntamiento de Valladolid ha promovido la rehabilitación energética de varios bloques de viviendas a través de los proyectos europeos R2cities en el Cuatro de Marzo, Remourban en Delicias (Distrito Fasa), además de las intervenciones desarrolladas en los ARI y ARU (más de 1.000 viviendas en Rondilla, ya concluido; 550 en la barriada del 29 de octubre, en ejecución; y 780 en Aramburu-Las Viudas, en proyecto).

En el proceso de revisión del Plan General de Ordenación Urbana de Valladolid se han incorporado tres aspectos que facilitaran la viabilidad del PAES_VA a lo largo de su despliegue e implementación práctica.

  • Incorporación del Uso: District Heating, hecho relevante que permitirá eliminar las pequeñas dificultades de incorporar estos sistemas dentro de la trama urbana.

  • Despliegue final del sistema de carriles bici, permitiendo de esta manera el cierre de la malla y facilitando el uso progresivo de este sistema de movilidad alternativa.

  • Incorporación sistemática de los principios establecidos en el código técnico de la edificación, en los aspectos que tienen que ver con la eficiencia energética y el uso de las energías renovables por parte de las nuevas edificaciones, o en las acciones de rehabilitación urbana.

En la actualidad hay en la ciudad del orden de 130.000 viviendas. Con un crecimiento de 55.000 viviendas en 30 años (una media de unas 1.800 al año). Y cerca de 25.000 edificios. El mercado inmobiliario ofrece unas cifras que sirven para evaluar la posible evolución de ese parque. Hay un stock de unas 6.000 o 7.000 viviendas, una estimación de 17.000 o 18.000 viviendas vacías, y un dinamismo inmobiliario que se va recuperando en los últimos años, después de haber estado casi bloqueado hasta 2016. Con todo, las cifras de demolición de edificios antiguos son aún muy exiguas (19 edificios entre 2016 y 2019). Aunque la obra nueva alcanza las 1.200 viviendas en el presente año, las rehabilitaciones de los últimos tres años no suman más de 122 viviendas, y las licencias de reforma solo son otras 43.

Primera ciudad española que asume ese compromiso. Pero queda muchísimo por hacer. De ahí que se considere oportuno acordar los compromisos previstos en la moción que se lleva al Pleno del próximo martes día 3 de diciembre. Para que Valladolid esté como una de las primeras ciudades que adopta el compromiso público de actuar de manera global para el cumplimiento de los objetivos de 2050, encabezando la lista en España, junto a otras ciudades europeas (y de otros países de distintos continentes).

Tal como se dice en la moción, hoy es más necesario que nunca un decidido impulso en la lucha contra el cambio climático, y que la ciudad se sume a compromisos colectivos que se promueven a nivel mundial. En 2018, en consonancia con los fines ambiciosos del Acuerdo de París y para acelerar la transición del sector de la construcción al escenario de 1,5 ºC, World Green Building Council (WorldGBC) lanzó Net Zero Carbon Buildings Commitment, una declaración de compromiso para construir edificios con cero emisiones netas de carbono. El objetivo de esta iniciativa global, cuya participación se propone al Ayuntamiento por GBCe (Green Building Council España, representante en España de WorldGBC) es inspirar y promover un liderazgo climático avanzado, centrado en lograr cero emisiones netas de carbono operativo en el nivel de las construcciones individuales y a escala masiva en el ámbito empresarial y gubernamental. Su visión es que para el año 2050, los edificios nuevos, las obras de infraestructura y las renovaciones deberán tener cero emisiones netas de carbono incorporado, y todos los edificios, incluidos los existentes, deberán tener cero emisiones netas de carbono operativo.

Por todo ello, la moción se dirige a adoptar los siguientes acuerdos: La ciudad de Valladolid, representada por su Ayuntamiento, se adhiere al Net Zero Carbon Buildings Commitment. Lo que supone:

1. Comprometerse a que todos los edificios existentes y los que se construyan de nueva planta que son propiedad o están bajo el control directo de la Administración Municipal, operarán en carbono cero neto para 2030. Para el cumplimiento de este objetivo, durante 2020 se realizará un inventario de emisiones de los edificios que aún es preciso adaptar energéticamente y un cronograma de las actuaciones.

2. Divulgar: Medir, divulgar y evaluar el activo anual y la cartera de demanda energética y emisiones de carbono de la ciudad. Se intensificarán las actuaciones de divulgación a la ciudadanía y empresas de la evolución de los objetivos previstos.

3. Actuar: Desarrollará e implementará una hoja de ruta de carbono delineando acciones clave e hitos. Durante 2020 se elaborará la hoja de ruta, con el objetivo de alcanzar unas cifras de rehabilitación energética (que se alcanzarán de forma progresiva) del orden de 4.350 viviendas/año de media entre 2021 y 2050. Se establecerán los indicadores y medidas concretas de estímulo y asesoramiento. Y se establecerán acuerdos con las administraciones regional y central para delimitar líneas de financiación sostenibles.

4. Verificar por terceras partes, demostrando los progresos en la mejora del rendimiento energético, reducciones de emisiones de carbono emisiones obtenidos con la hoja de ruta marcada.

5. Liderar el apoyo a la transición hacia edificios cero neto de carbono, que incluirá la propuesta de extensión de los objetivos a los municipios de la Mancomunidad de Interés General Valladolid y Alfoz.

**Consulta la moción completa.