Historia

10365504_857937447568183_4858334148765113832_o

En junio de 2014  -hace poco más de medio año- se hizo un llamamiento ciudadano bajo el  lema ‘Valladolid Toma la Palabra’ que apelaba a la participación para  transformar la deriva social y cultural de nuestra ciudad. Más de 300 personas a título individual, colectivos y activistas sociales y culturales brindaron su apoyo a un espacio por construir que contó con el respaldo de EQUO e Izquierda Unida.
 
A lo largo de estos meses, y con la voluntad de ir incorporando a más actores sociales y políticos, se ha venido trabajando en un diagnóstico y unas propuestas para mejorar aspectos clave del panorama municipal, desde el empleo hasta el urbanismo, de los derechos sociales a la cultura, pasando por la  participación y la transparencia en todas las decisiones que afectan a nuestras vidas cotidianas.
 
Si en octubre empezamos a imaginar colectivamente esa ciudad ideal en la que deseamos vivir, en diciembre dimos un paso más y asumimos la  responsabilidad de conformar una candidatura ciudadana que llevase a la  práctica todo ese trabajo en común desde el Ayuntamiento. Empezamos el año acordando que el nombre que nos había dado identidad a lo largo de estos meses será con el que concurramos a las elecciones municipales de mayo de 2015. Asimismo, decidimos que la fórmula que mejor recoge los intereses comunes y la diversidad de quienes han venido participando en el proceso es la de coalición de partidos como forma jurídica meramente instrumental, puesto que el funcionamiento ha seguido siendo el de un movimiento ciudadano que toma sus decisiones en asamblea.
 
La elección de la candidatura se ha realizado mediante un proceso de primarias abiertas en el que se han inscrito 1500 personas y que ha contado con una participación del 80% del censo. Este  proceso se ha regido por un reglamento acordado en asamblea, que le ha dotado de transparencia y comprensibilidad, asegurando los principios de pluralidad e igualdad. Contamos también con una Junta Electoral independiente, que ha sido la responsable de velar por el buen funcionamiento de este proceso electoral, único en nuestro entorno.
 
También hemos aprobado un Código Ético que constituye un nuevo acuerdo entre la ciudadanía y sus representantes: establece mecanismos  de control y marca unos límites al ejercicio del cargo público, pero además sirve como herramienta para  generar confianza y guía para quienes nos van a representar en la toma  de decisiones. Para garantizar su cumplimiento, estamos en fase de debate de un reglamento para regularlo, por el que, entre otras cuestiones, se crea específicamente un Comité de Ética.
 
A dos meses de las elecciones, ya tenemos candidatura elegida y un programa “vivo” que debatiremos en la asamblea del 28 de marzo y que seguiremos enriqueciendo posteriormente en distintos encuentros en los barrios y con distintos sectores. 
 
La organización interna de Valladolid Toma La Palabra se ha ido modificando a lo largo de estos meses para irse adaptando a las necesidades que iban surgiendo, así que en el siguiente organigrama  puedes ver cómo están organizados actualmente los grupos de trabajo y en esta página podrás ver de qué se encarga cada grupo, por si te interesa incorporarte a cualquiera de ellos.

Organigrama TomaLaPalabraVA_730px