“Si podemos imaginarlo, podemos hacerlo”: balance de la primera semana de gobierno municipal

valladolid toma la palabra primera semana equipo gobierno
“Si podemos imaginarlo, podemos hacerlo decíamos hace un año en la Plaza de la Universidad cuando presentamos nuestro llamamiento. Hemos pasado varios meses imaginando una ciudad mejor y desplegando toda nuestra ilusión y nuestro trabajo para que el proyecto de Valladolid Toma la Palabra entrara con fuerza en el Ayuntamiento. Ahora toca hacerlo realidad, desde la enorme responsabilidad que asumimos al decidir colectivamente entrar en el gobierno municipal.
Como dijo en la sesión de investidura nuestra portavoz, María Sánchez, “Valladolid Toma la Palabra ha decidido implicarse para asegurar ese Buen Gobierno, para que el Ayuntamiento de Valladolid cambie tanto en sus prioridades, como en sus formas. Y queremos que ese cambio se note desde el primer día”.

El Valladolid de los gestos

Y, efectivamente, el cambio se está empezando a notar desde la primera semana e incluso desde el primer día, empezando por lo simbólico: a las 8:00 de la mañana del lunes se abrió a toda la población la puerta principal de la Casa Consistorial. Un edificio en el que en estos años muchas parejas han visto cómo su alcalde se negaba a oficiar sus bodas simplemente por ser personas de un mismo sexo. A partir de ahora todas las parejas recibirán un trato exactamente igual y el próximo 28 de junio la bandera arcoíris ondeará en nuestro Ayuntamiento.

El Valladolid de la solidaridad

Los titulares tras la primera reunión del nuevo equipo de gobierno hablaron de desahucios y de comedores escolares durante el verano, y marcaron como prioridad la situación de emergencia social ignorada durante años. Ya se ha iniciado el contacto con las entidades financieras para buscar alternativas a los desahucios y se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de permutar suelo municipal por viviendas para ir generando un parque público en alquiler social. A su vez, dos colegios abrirán sus comedores escolares este verano para atender las necesidades de alimentación de niños y niñas y facilitar la conciliación a muchas familias.

El Valladolid de la mesura

También en estos primeros pasos se empieza a apuntar un cambio de rumbo para acabar con los excesos del pasado. En los próximos días se rescindirán los contratos del Asesor Ferroviario, del Gerente de Urbanismo, del Gerente de la Sociedad Mixta de Turismo y del Coordinador de Presidencia. Cargos de confianza con enormes salarios y magros resultados en sus responsabilidades, por lo que son totalmente prescindibles en la nueva etapa.
Pero mucho más importante es poner sensatez en la política urbanística de la ciudad. Ya se ha anunciado que se suprimirán las áreas homogéneas que preveían expandir aún más la ciudad, o la preferencia por utilizar edificios en desuso en el centro para concentrar las sedes judiciales antes que acometer grandes operaciones como la Ciudad de la Justicia. Y junto a ello, la bajada al detalle y la defensa del espacio público con un protocolo de uso, más razonable, para la Plaza Mayor.

El Valladolid de la transparencia

Una de las primeras tareas del nuevo equipo de gobierno es conocer el estado real de las cosas y ponerlo en conocimiento de la ciudad. En apenas cinco días hemos conocido, en primer lugar, que se ocultaron deudas y embargos al Club Baloncesto Valladolid que hoy hacen inviable cualquier actuación municipal para su futuro. Y, en segundo lugar, que tampoco se hizo público un informe que apunta a que los terrenos que quedarían liberados por el soterramiento, con los cuales se pretendía financiar la operación, han perdido más de la mitad de su valor. Es justo que la ciudad conozca estas situaciones para poder tomar decisiones.

El Valladolid del bien común

Sobre la mesa también está el estudio de todos los servicios públicos que actualmente se gestionan de forma privada, para su posible remunicipalización. Hay que estudiar caso a caso, los plazos y condiciones, pero en la hoja de ruta ya está una cuestión clave como la remunicipalización del agua dentro de un año y medio, para lo cual ya se está formando un equipo de trabajo con personal técnico municipal.