Un año de gestión pública del agua en Valladolid, un año de transparencia

  • Este domingo, 1 de julio, se cumple un año de cambios: nuevas inversiones para mejorar infraestructuras sin terceros que salgan beneficiados, nuevas tarifas sociales y más transparencia

Un año de gestión pública del agua en Valladolid, un año de normalidad con transparencia y beneficio ciudadano de por medio. ¿La mejor prueba? El Consejo de la Entidad Pública Empresarial que se ha encargado de gestionar el ciclo integral del agua durante estos 365 días, celebrado hace apenas unos días. Allí nuestra concejala y a la vez presidenta del Consejo, María Sánchez, señaló que “cambiar el modo de gestión de un servicio debería ser una cosa rutinaria. Con su complejidad técnica, claro, pero la gestión pública de los recursos públicos debería ser la norma, no la excepción”.

“Si esto no es así, y hay tanto revuelo, es porque hay intereses privados afectados. Porque hay empresas que dejan de ganar dinero y legítimamente defienden sus intereses”; una de las razones para este cambio de gestión fue el entender que los beneficios que se generen a partir de recursos públicos como el agua se reinviertan en beneficio público, como está ocurriendo ahora con AquaVall”

La marcha económica de la entidad es excelente, se van cumpliendo razonablemente las previsiones y se está comenzando a subsanar el déficit de inversión acumulado durante 20 años y que ha hecho que tengamos una red anticuada, reventones frecuentes, etc. En los próximos años, el grueso del beneficio va a ir destinado a eso: “cuando el dinero que pagamos por el agua no hay que repartirlo a bolsillos privados nos queda mucho más para mejorar la red y, por lo tanto, la ciudad sale ganando” señala la Presidenta del Consejo.

En orden, a ese compromiso de que los beneficios de la entidad pública se destinen a mejorar las redes de abastecimiento y saneamiento, el Consejo de Administración que se ha celebrado hoy ha aprobado el acuerdo que más abajo se detalla por un importe total de 32.628.671,88 euros:

  • La contratación del servicio de conservación, reparación y reforma tanto de las infraestructuras viarias, como de abastecimiento y saneamiento de competencia y titularidad municipal.
  • Una contratación conjunta de este servicio va a permitir alcanzar de forma más eficiente una coordinación entre los servicios de urbanismo y los de Aquavall.

También se aprobó iniciar el expediente de contratación del servicio de instalación, puesta en marcha, autorización de uso y mantenimiento de la aplicación informática de gestión y recaudación, con el tiempo suficiente para completar el trámite y cubrir el servicio cuando termine la vigencia del actual en julio de 2019. Este nuevo contrato supone una mejora y ampliación de las funcionalidades del actual, el cual se contrató por un periodo de 2 años con la posibilidad de una prórroga de un año. “Cabe recordar que el actual contrato se realizó como solución de transición para garantizar la recaudación de la tasa en los primeros meses de funcionamiento de la EPEL, ya que la anterior concesionaria no colaboró en la migración de datos. En el futuro convivirán los dos programas durante, al menos 4 meses, para afianzar el traslado de datos”.

Además, es muy reseñable el compromiso de esta Entidad Pública por la transparencia, para que todo el mundo puede conocer al detalle en qué se está gastando su dinero público, por eso AquaVall dispone de una web de transparencia https://transparencia-aquavall.es/ , dónde se puede disponer de todos los datos de contratación, económicos… y dónde además se puede comprobar la apuesta clara por la responsabilidad social de la entidad, con un ambicioso plan de responsabilidad social aprobado en el Consejo de Administración de 22 de marzo de 2018, del que ya se han desarrollado acciones importantes en proyectos de educación ambiental con niñas y niños en los colegios, etc.