Valladolid Toma La Palabra profundizará en la participación como una gran oportunidad para la ciudad mediante el programa “Valladolid Habla”

  • La candidatura municipalista presenta sus propuestas en el ámbito de participación ciudadana y considera que se abre un periodo en el que el diálogo y la implicación vecinal serán determinantes para la consolidación de un Valladolid que mira al futuro

Valladolid tiene la gran fortuna de contar con un movimiento asociativo implicado en los diferentes ámbitos de la vida ciudadana. Barrios, jóvenes, escuela, mundo laboral, salud, medio ambiente, cultura, feminismo…Es difícil encontrar una sola realidad social que no cuente con la implicación activa de muchas personas comprometidas y solidarias.

El Ayuntamiento de Valladolid ha cambiado su relación con la ciudadanía durante los últimos cuatro años. La Participación Ciudadana ha pasado de ser considerada una amenaza, a ser valorada como un elemento imprescindible para la vitalidad democrática de Valladolid y para la mejora de la ciudad, barrio a barrio. Durante el último mandato municipal se ha ido “desbrozando” un camino complejo tras mucho años de trabas, ninguneo e incluso menosprecio a una buena parte de las iniciativas ciudadanas. La participación se ha ido convirtiendo en uno de los ejes fundamentales en la política municipal, constituyéndose en un planteamiento transversal. Se mantiene una relación constante, con la ciudadanía y con las organizaciones que puedan representarlos. Alguno de los avances que se han ido dando en el ámbito de la Participación son:

  • Refuerzo y, en algunos casos, apertura de diferentes cauces de participación ciudadana: Consejos municipales, Consejos de los Centros Cívicos, Consejos Sociales, Asambleas Vecinales…Procesos de consulta y decisión: Plan General de Ordenación Urbana, Proceso de remunicipalización del ciclo integral del Agua, Planes Municipales, Consultas para la elaboración del programa de fiestas, Consultas para el diseño de espacios urbanos, Consultas para la gestión y mejora del deporte escolar, Consultas para la puesta en marcha de espacios de participación (Centro Cívico, Espacio Joven….) Durante los últimos cuatro años se han realizado más asambleas vecinales que durante los 12 años anteriores.
  • Coordinación constante con las asociaciones y movimientos sociales.
  • Puesta en marcha y consolidación del proceso de elaboración de Presupuestos Participativos. En 2017 y 2018 el proceso desarrollado en Valladolid fue uno de los más destacados de toda España, contando con la mayor participación de las capitales de provincia en esas primeras experiencias.La respuesta de un buen número de asociaciones vecinales ante la prohibición de la realización de asambleas informativas por parte de Junta Electoral, ha dado muestra de su vitalidad y compromiso.
  • Mejora de las instalaciones municipales con inversiones en rehabilitación y remodelación de los diferentes equipamientos públicos (Centros Cívicos, Centros Municipales y Centros de Iniciativas) Construcción y puesta en funcionamiento del nuevo Centro Cívico “Canal de Castilla” . Construcción de un nuevo Espacio Joven en la Zona Norte de la ciudad
  • Incremento significativo (Más del 50%) en las subvenciones y convenios con Asociaciones Vecinales y Federaciones. Tras años de caída constante en la aportación municipal, las asociaciones vecinales recuperan recursos para desarrollar una labor que repercute en el conjunto de la ciudadanía y, por tanto, de la ciudad.
  • Elaboración de un Plan Estratégico de subvenciones que marcará la política municipal durante los próximos años.
  • Incremento significativo de la actividad de los 13 Centros Cívicos, 3 Centros Municipales (Puente Duero, La Overuela y Las Flores) y 3 Centros de Iniciativas Ciudadanas (Girón, San Pedro Regalado y Barrio España).
    • Desarrollo de programas en todos los Centros. En un buen número de ellos, no solían desarrollarse las actividades sociales y culturales promovidas desde la Concejalía (Menudo Fin de Semana; Ocio para adolescentes y Jóvenes, Talleres para la conciliación de la vida laboral y familiar…)
  • Fomento de la cultura en los Centros Cívicos: Proyecciones de SEMINCI; programación del conservatorio, actuaciones de artistas y grupos locales, crecimiento del apoyo a las muestras de teatro vecinal y cultura tradicional…
  • Proceso de regularización en la renovación de los contratos de alquiler de locales para el movimiento vecinal. A falta de concretar la situación de tres locales.
  • Participación activa en la Red Cónsul, herramienta de participación ciudadana recientemente premiada por la ONU, por “establecer modelos de gobernanza más abiertos, transparentes, participativos e inclusivos”. En Noviembre de 2017, Valladolid firmó un acuerdo para impulsar este Red junto a Madrid, Molina de Segura, Buenos Aires, Córdoba (Argentina), Porto Alegre , Montevideo y el Estado de Jalisco (México)

VALLADOLID HABLA

Proyecto Valladolid Habla: Una “oficina” de participación para facilitar herramientas a los colectivos sociales y que promueva la coordinación de experiencias y la generación de iniciativas.

¿Qué es la Oficina de Participación? Es un espacio municipal que trabajará para facilitar la cooperación público-social en la ciudad en coordinación con los colectivos ya existentes y generando nuevas espacios iniciativas. Un espacio que, además facilitará herramientas y recursos a las asociaciones y colectivos de Valladolid. Por un lado, se pretende fomentar, facilitar, poner en conexión y canalizar las iniciativas de cultura colaborativa que se pongan en marcha en la ciudad. Por otro, enlazar las inquietudes ciudadanas con la administración local, abriendo espacios de diálogo e incorporando la mirada mediadora y la cultura de la participación de manera transversal en las diferentes áreas del gobierno local.

¿Dónde se situará? Forma parte de equipamiento social que se incluirá en la rehabilitación de Las Catalinas.

¿Cómo se gestionará?Con un modelo de gobernanza horizontal, que implique a la ciudadanía organizada en su gestión y explotación.

Alguno de los servicios básicos de la Oficina:

  • Un sistema de participación digital basada en tecnología móvil, que permita la generación de debates ciudadanos, la participación en la elaboración de normas o de propuestas municipales, así como de iniciativas que partan de la ciudadanía. Alrededor de este instrumento se pondrán en marcha diversos procesos participativos que tengan incidencia en la priorización de las políticas municipales, específicamente en los referidos a cuestiones sociales.

  • Un potente programa formativo a través de una Escuela de Formación Vecinal, con la posibilidad de ser gestionada desde las propias asociaciones, adaptada a las necesidades de capacitación de la Asociaciones y de sus miembros.

  • Un servicio de asesoramiento para facilitar la gestión técnica, administrativa y económica de las asociaciones, y que provea de herramientas y recursos participativos a las organizaciones, colectivos y agrupaciones de personas interesadas en dinamizar procesos.

MÁS ESPACIOS PARA LA PARTICIPACIÓN

El eje central de nuestra propuesta para los próximos cuatro años es dotar de los recursos necesarios para facilitar la implicación ciudadana en el devenir de su ciudad.

  • Puesta en marcha del Espacio Joven de la Zona Norte con actividades y servicios que faciliten la emancipación juvenil, la formación, el ocio saludable o el acceso a la cultura. Habilitación de otros espacios para jóvenes a partir de la recuperación de edificios en desuso así como la promoción de aulas juveniles en Centros cívicos y Centros de iniciativas ciudadanas que permitan dotar de infraestructuras para ellos en las zonas este y oeste de la ciudad.

  • Recuperar edificios públicos en desusos para la promoción de Centros de Iniciativas ciudadanas.

  • Incorporación, en los nuevos equipamientos culturales previstos en este programa, modelos de gobernanza horizontal y ciudadana.

  • Habilitación “ágoras”, de plazas vivas: Se crearán en varias plazas de la ciudad, con dotaciones espaciales, a modo de anfiteatros que faciliten el encuentro e intercambio ciudadano, así como programas que doten de vida comunitaria a estos espacios.

  • Facilitar espacios municipales para la difusión de las informaciones de las asociaciones y colectivos sociales: espacio propio en la web municipal, espacios en los centros cívicos, pantallas luminosas informativas, paneles informativos en la calle, etc.

NUEVOS MECANISMOS PARA LA PARTICIPACIÓN

Pero las dotaciones y recursos sin instrumentos que les den uso, tienen poco sentido. Por eso, potenciaremos nuevas fórmulas de participación que aumenten la capacidad de incidencia de la ciudadanía en la vida de la ciudad. Y paralelamente, reformularemos las cuestiones organizativas internas de la administración local para promover una relación más horizontal y dialógica entre administración y personas administradas.

  • Aprobación de un reglamento de participación ciudadana, independiente del reglamento orgánico del Ayuntamiento, que sirva para regular y promover la participación ciudadana plena en la vida municipal. Entre otros aspectos, este reglamento contemplará la propuesta de consultas populares de carácter decisorio y también incorporará el Reglamento de Presupuestos Participativos.

  • Revisión de los reglamentos de funcionamiento de los Consejos Asesores, de los Patronatos de las Fundaciones Municipales y de los reglamentos de funcionamiento de los centros cívicos para mejorar la incidencia de las organizaciones sociales en su gestión y funcionamiento.

  • Elaboración de un plan de fomento de la participación ciudadana que aborde la formación, la asesoría, la información y la difusión. Reforzar la participación activa de los vecinos y vecinas mediante el apoyo al asociacionismo (Asociaciones y Federaciones

  • Puesta en marcha de un Programa de Participación Senior que promueva la implicación de personas mayores en proyectos de ciudad, a través de la Oficina Municipal de Participación Ciudadana.

  • Continuar con el programa de asambleas vecinales que posibilite el diálogo directo entre el equipo de gobierno y la ciudadanía.

  • Impulso a los “viveros de proyectos sociales“, como espacio de debate y creatividad para la mejora de cada uno de los barrios y del conjunto de la ciudad.

  • Redacción participada de Planes de Barrio, que planifique de forma ordenada todas las acciones municipales, o propuestas en su caso por la propia ciudadanía.