Tres años de gestión pública del agua en Valladolid: “Las cifras demuestran que vamos por el buen camino”

María Sánchez: “Con más de 28 millones de euros adjudicados en esta nueva etapa, superamos ampliamente los 27 invertidos en los veinte años de privatización”

María Sánchez durante el último consejo de administración de Aquavall
María Sánchez durante el último consejo de administración de Aquavall

El 1 de julio se han cumplido tres años de la remunicipalización del ciclo integral del agua en Valladolid. Tres años de gestión pública de un bien fundamental para la vida, de mejoras en la eficiencia energética, campañas de educación y concienciación ambiental, transparencia, cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible o 28 millones en inversiones, más que en los veinte años de privatización.

Como explicó nuestra concejala de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, y presidenta de AquaVall, María Sánchez, este era uno de los objetivos fundacionales y fundamentales, invertir lo que la ciudadanía pagamos por el agua en la mejora del servicio y la conservación de las redes: “Cuando se cumplen tres años de la municipalización del ciclo integral del agua en Valladolid, las cifras demuestran que vamos por el buen camino, con más de 28 millones de euros adjudicados en esta nueva etapa, una cifra que supera ampliamente los 27 invertidos en los veinte años de sistema concesional”. 

Otros de los pilares de esta nueva etapa de gestión pública ha sido la transparencia, la apuesta por la sostenibilidad y el compromiso social, materializado con la puesta en marcha de nuevas bonificaciones y descuentos en la factura para familias numerosas y rentas bajas. En este sentido, en los últimos meses se aprobó un Fondo Social dotado con 120.000 euros para contribuir a paliar las dificultades económicas de familias, autónomos y pymes como consecuencia de la crisis ocasionada por COVID-19.

Asimismo, María Sánchez recordó que “se han emprendido obras importantes como el colector de refuerzo de la avenida de Gijón y la sustitución del colector de la margen izquierda del Paseo de Zorrilla, actualmente en ejecución”. En total se han renovado 29 kilómetros de tuberías de saneamiento y 17 kilómetros de tuberías de abastecimiento de agua potable, con intervenciones a lo largo de toda la ciudad, además de otras actuaciones para mejorar la calidad del agua o la eficiencia energética, reafirmando nuestro compromiso medioambiental.

Esto es solo una parte, también se han realizado campañas para el fomento del consumo de agua del grifo tanto en bares y restaurantes como en domicilios, o el desarrollo de una extensa red de fuentes públicas en parques, calles y plazas de la mano del área de Urbanismo.

En definitiva, un ejemplo más de que la apuesta por la gestión pública de los servicios públicos funciona. Los resultados nos siguen demostrando que éste es el camino.

¡Feliz agua pública!