#Valladolid18E: crónica de una confluencia ilusionante

16134436490_1f2da29a6e_z¿Quién dijo frío? ¿Quién dijo sueño? Apenas marcaba el reloj las 9 de la mañana, cuando el CIC de Barrio España empezó a llenarse. Por fin había llegado la famosa cita #Valladolid18E y las ganas de construir un nuevo modelo de ciudad vencieron a la pereza propia de un madrugón en domingo.
Acudieron más de 150 personas: algunas ya habían venido a otros plenarios, también había caras nuevas y militantes de otros movimientos sociales y culturales. Esa variedad fue, probablemente, la que propició la riqueza y altura de los debates que tuvimos esa mañana. 

En nuestra web puedes leer el “acta más formal” del encuentro, pero queríamos contaros un resumen más personal de una jornada tan ilusionante. ¡Aquí va la crónica!

Lo primero es lo primero: ¿nos ponemos al día?

La jornada empezó con una presentación del trabajo realizado por los distintos grupos en los que se estructura Valladolid Toma la Palabra: Coordinación, Candidatura, Código Ético, Comunicación, Programa y Tesorería
Siempre empezamos así los plenarios para que puedan ponerse al día quienes se acercan por primera vez o quienes no han tenido tiempo de leer la documentación…. y también para ir calentando cerebros y motores, ¡y meternos en situación!
Apenas había pasado un mes desde la última vez que nos vimos y el curro de cada grupo ha sido impresionante, como demuestra el pedazo de dossier que se preparó para el 18E.

¿Qué forma jurídica puede reflejar nuestra diversidad natural?

El grupo de Candidatura nos expuso las distintas formas jurídicas que existen para presentarse a las elecciones porque nuestras circunstancias son tan particulares que ninguna refleja al 100% nuestra pluralidad, ¡no somos un partido, pero tampoco una agrupación ciudadana sin más!
    
Se presentaron cuatro posibilidades: las archiconocidas “agrupación de electores” y “coalición de partidos”, pero también otras alternativas como crear un partido nuevo para representar a ese sector “ciudadano no organizado” para hacer coalición con otros partidos… o directamente un partido nuevo y único al estilo de “Ciudadanos por Torrelodones”.
Desde las primeras votaciones de sondeo, la cosa quedó clara: la duda estaba entre agrupación de electores o coalición de partidos, dos opciones que unos y otras defendieron con tal entusiasmo y vehemencia que harían replantearse las certezas a cualquiera.
Pero había que decidir, y finalmente la votación quedó así: 92 para la coalición de partidos, 19 para la agrupación de electores y 11 para la creación de un nuevo partido.

Lo que no se nombra no existe: ¿cómo queremos llamar a esta candidatura?

Un buen nombre de candidatura debe diferenciarte del resto de opciones, no debe resultar confuso ni difícil de pronunciar… y por si fuera poco, ¡tiene que ser fácil de recordar!
Durante la última semana, recibimos propuestas de nombres por correo electrónico y también en dos jornadas creativas presenciales. La gente de Comunicación presentó tres nombres finalistas (¡después de barajar más de ochenta propuestas!): Valladolid avanza, Alternativa Valladolid, y el que nos había acompañado hasta el momento, Valladolid Toma La Palabra, que al final se impuso con 109 votos.

Tenemos forma, tenemos nombre, ¡solo falta la gente que nos represente!

Más allá de formas jurídicas, el reglamento de primarias es donde cualquier candidatura puede demostrar su apuesta por la participación, apertura y deseo de aglutinar la diversidad de sensibilidades.
Durante el debate, la Asamblea decidió que la candidatura será elegida, del primer al último puesto, mediante un proceso de primarias abiertas en las que podrá votar cualquier persona mayor de 16 años que viva en Valladolid, independientemente de su nacionalidad o militancia en otros espacios políticos.
Quienes quieran presentar su candidatura, solo tendrán que cumplir dos requisitos: no presentarse en la candidatura de otro partido y comprometerse a respetar nuestro código ético. Por lo demás, apostamos por los mecanismos que aseguren una lista de consenso, diversa, paritaria y en cremallera fruto de un proceso electoral que impida la votación en bloque.

Cuadremos agendas: ¿cómo queda el calendario de aquí en adelante?

El grupo de Candidatura planteó un calendario ya ajustado, pero se decidió ajustarlo todavía más para poder proclamar la lista definitiva de nuestra candidatura el 28 de febrero. Las fechas más relevantes quedarían así:
  • 28 de enero: Apertura de inscripciones en el censo de primarias (online y presencial, con mesas en las calles) y del plazo de presentación de candidaturas a cabeza de lista y lista.
  • 13 de febrero: Fin del plazo de presentación de candidaturas y proclamación provisional de candidatos/as para las primarias.
  • 15 de febrero: Proclamación definitiva de candidaturas para las primarias.
  • 20 de febrero: Cierre de inscripciones al censo de primarias.
  • 22 de febrero: Validación de las inscripciones al censo y publicación del censo de electores.
  • 23 al 27 de febrero: Votación de primarias por Internet.
  • 28 de febrero: Votación de primarias presencial. Recuento y proclamación de cabeza de lista y lista para las municipales.
  • 2 de marzo: proclamación definitiva de la candidatura

Y después de este subidón de asamblea… ¿cuándo quedamos, cuándo quedamos, cuándo quedamos? 🙂

La jornada se estaba alargando y decidimos posponer el debate sobre Código Ético para la próxima asamblea del 31 de enero. El compromiso que tendrá que firmar la candidatura es uno de los puntos más  importantes en una iniciativa como la nuestra y se merece todo el  tiempo y el consenso del mundo… ¡Eran casi las tres de la tarde y con este cansancio no iba a ser posible! 
Queda mucho trabajo por delante y muchos días hasta el 24 de mayo. Ahora, el trabajo se centrará en seguir elaborando el programa electoral, en incorporar a la ciudadanía vallisoletana al proceso de primarias y en dar a conocer la iniciativa por los barrios de la ciudad. ¡Súmate a los grupos de trabajo